jueves, 28 de febrero de 2013

Bagration


Aniquilación de un ejército


Mientras los aliados occidentales estaban “empantanados” en la lucha del bocage normando, aquel verano de 1944 el Ejército Rojo llegó a su madurez operacional. Sus líderes habían aprendido las amargas lecciones del verano de 1941. Sus operaciones de distracción o maskirovka eran las elaboradas que confundieron por completo al Alto Estado Mayor Alemán del lugar exacto de la ofensiva. La superioridad no solo era en un abrumador número de efectivos: hombres, tanques, piezas de artillería o aviones, sino también en sus tácticas y estrategias. En cambio de Wehrmacht estaba carente de hombres entrenados, de todo tipo de armamento y además tenía las manos atadas para actuar en el frente, constantemente supervisado por Hitler desde su cuartel general en Prusia Oriental, que impedía cualquier movimiento estratégico e incluso táctica a nivel incluso de batallón.

Las tornas habían cambiado y las victorias de la Wehrmacht de 1939, 1940, 1941 e incluso 1942 eran ya una sombra de lo que había sido.

Para cuando las nubes de la batalla se disiparon, Bielorrusia había sido liberada por el Ejército Rojo, que solo se detuvo cuando sus líneas de abastecimiento, extensamente alargadas, ya no pudieron abastecer a sus ejércitos. Los alemanes habían perdido 30 divisiones, habiendo sufrido alrededor de 200.000 muertos o desaparecidos, más 150.000 prisioneros (de los que murieron entre un 20 o 25 por ciento) con un total de 350.000 bajas. Aunque otras cifras las aumentan hasta casi 399.102 e incluso 539.480 en el caso de los datos soviéticos. Las pérdidas en oficiales y suboficiales experimentados, que ya no había tiempo de reemplazar, era incalculable, mientras que el equipo destruido o capturado por los rusos simplemente no podía ser repuesto. Se había aniquilado al Grupo de Ejército Centro que había dejado prácticamente de existir. Las pérdidas eran cuantitativamente mayores que la pérdida del 6º Ejército en Stalingrado a principios de 1943.

 
La obra:
El libro de Roberto Muñoz Bolaños es un ensayo didáctico (pero no menos profundo), claro y conciso, sin disminuir por ello la información que da. Relata los acontecimientos ocurridos en el frente del Este desde el inicio de la operación Barbarroja en 1943, hasta la destrucción del Grupo de Ejércitos Centro en 1944. Nos detalla de evolución de los dos titanes enfrentados, y como fueron cambiando los métodos y tácticas hasta cambiar por completo las tornas de la guerra. Y aunque el reducido espacio de la obra, obliga al autor, a realizar una síntesis encomiable, aporta muchos datos interesantes para conocer la compleja historia de la 2ª Guerra Mundial.

De esa manera la primera parte de la obra es un tratado claro, conciso y brillante de la evolución de la guerra en el frente del este. Mientras que en el desarrollo de las operaciones ofensivas soviéticas, evita caer en las grandes explicaciones o ejemplos complejos, detallando los acontecimientos y batallas libradas en Bielorrusia con rapidez. Aportando además información de la lucha librado contra Finlandia y las operaciones para llegar hasta el Vístula y en el sur contra el frente germano-rumano, dando una amplia visión de las batallas del frente del este en el verano de 1944.


La edición:
La serie de Guerreros & Batallas, sigue el mismo esquema que la colección de Campañas de Osprey Military, pero con el característico sello de Almena ediciones, con un amplio soporte gráfico, cuidada presentación.

He echado en falta algún mapa más. En el capítulo sobre las operaciones en la frontera Finlandesa aparecen varios, mientras que en el resto de la obra solo hay uno con un resumen de los diferentes ejércitos. Y en una batalla con la de Bagration, donde los movimientos de embolsamiento y maniobras de los ejércitos son tan importantes, la falta de un mayor apoyo gráfico la he notado mucho.

 
Aproximación personal:
Esperaba un libro sobre la, no tan conocida, operación Bagration y encontré un interesante análisis de la guerra en el frente del Este, bien documentado y escrito. Contiene un extenso análisis de la evolución que sufrió el Ejército Rojo durante la guerra. La adaptación a las circunstancias de las purgas, el descalabro de la operación Barbarroja, la progresiva reconstrucción del ejército mecanizado y la recuperación de las teorías de Mikhail Tukhachevsky. Junto a otro en las que la Wehrmacht, heredera del Alto Estado Alemán del siglo XIX con su teoría de la ofensiva decisiva fracasó estrepitosamente contra la URSS llevando a la aniquilación del ejército alemán bajo el diabólico y nada racional mando de Adolf Hitler

Este tipo de libros, con un formato más pequeño y sumamente ilustrados, como sus homólogos de Osprey Military, son perfectos para introducirse en algunas batallas y campañas de una manera rápida, para luego pasar a otros libros más amplios y extensos, como podría ser ‘La gran derrota de Hitler. La caída del Grupo de Ejércitos Centro, junio de 1944’, de Peter Aldair, publicado por Tempus, en el caso de la operación Bagration.


Puntuación: 4 (sobre 5)
Título: Bagration y las ofensivas soviéticas de 1944
Autor: Roberto Muñoz Bolaños
Ilustraciones: Ángel García Pinto
Año: 2010
Editorial: Almena ediciones
Colección: Guerreros & Batallas, nº 66
Páginas: 141
ISBN: 978-84-92714-18-6
Link: http://www.libreria-almena.com/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada